«Tiempo de Caza», de Sung-hyun Yoon

3130
Compartir

Tiempo de Caza fue programado en febrero pasado, en la edición 70° del Festival Internacional de Cine de Berlín, dentro de la sección Berlinale Special Galas, y la expectativa era enorme. Recordemos que estábamos en la cresta de la ola de Parásitos así que toda novedad proveniente de Corea del Sur, nos generaba mucho entusiasmo. Y como hace unos días se estrenó en Netflix, es tiempo de comentarla.

Lo atractivo de este thriller surcoreano está en el contexto que nos ofrece, una Seúl distópica, devastada no por el Coronavirus sino producto de catástrofe económica. Las calles están en ruinas, los negocios literalmente abandonados tras la recesión. En ese escenario de resonancias trágicas aparece un grupo de jóvenes que quiere cambiar su destino, pero emigrar para mejorar su suerte tiene un elevado precio, y solo un pasaporte posible: los dólares que solo se pueden ubicar en dos lugares, los bancos y los casinos ilegales.

El inicio de la historia es lo más tradicional del género, Jun seok (Lee Je-hon) sale de cumplir su condena de tres años y es recibido por sus dos amigos Jang-ho (Ahn Jae-Hong) y Kin-hoon (Choi Woo-shik, el hijo de la familia en «Parásitos»). Ha guardado silencio, o lo es equivalente a decir, sus amigos están en deuda con él. No le cuesta mucho trabajo a Jun seok convencerlos que la única manera de solucionar sus opacas vidas es instalarse en una paradisíaca isla de Taiwan. Es así como Tiempo de Caza se inscribe con naturalidad como una propuesta más del subgénero heist (películas de robo y atraco).

Sin embargo, el mayor problema es la desmesura de sus ideas. Abarcarlo todo. Pretender ser un retrato existencialista, un blockbuster para todo público o una distopía alucinada, es solo menester de unos pocos cineastas.

Partamos que su duración es de 134 minutos, por lo tanto la concentración debería ir más allá de la acción pura, pero no es así. El realizador Yoon Sung-hyun se empecina en ofrecer un coctktail explosivo casi interminable, donde poco espacio para el reposo o la creación de personajes consistentes. El dinamismo se impone sobre el respiro, desbaratando la promesa inicial. La atmosfera pesadillesca se evapora entre tanta parafernalia.

Lo que en la primera hora, causaba admiración, la fotografía deudora de Michael Mann o el concepto del arrojo de una juventud desvalida, se va transformando según el metraje avanza. Entonces ingresamos en una zona indestructible como el villano de turno;  en otra dimensión -válida por cierto- la de una película de acción incesante, mecánica y plena de artilugios. Es justo ese quiebre de intenciones lo que resta credibilidad al conjunto, nos molesta y lo que a fin de cuentas, no lleva la historia (ni a nuestros protagonistas) a un destino del todo satisfactorio.

Aún así, Yoon Sung-hyun es un director que promete, ojala que en el futuro nos entregue algo más substancioso que este Tiempo de Caza que no dudo será la delicia de los fanáticos del género.

 

Tiempo de caza  ★★★
Dirección: Sung-hyun Yoon
Reparto: Jae-hong Ahn, Jee-hoon Lee, Park Hae-soo, Jung-min Park, Woo-sik Choi
Título original:  ‘Sa-nyang-eui-si-gan’
País: Corea del Sur
Duración: 134 minutos
Año: 2020
Género: Thriller