Soledad Villamil recibió Premio de Honor en 45° Gramado

2830
Compartir
45º Festival de Cinema de Gramado 2017 - 24/08/2017 - A atriz argentina homenageada com o Kikito de Cristal, Soledad Villamil, emocionada ao receber o reconhecimento. Crédito: Diego Vara / Pressphoto

La argentina Soledad Villamil, recordada protagonista de «El secreto de sus ojos», recibió el Kikito de Cristal, premio a toda una carrera que el Festival de Gramado concede a exponentes del cine latinoamericano, y en que anteriores ediciones obtuvieron otros de sus compatriotas, como Cecilia Roth o su director en el citado film, Juan José Campanela.

«Me alegró mucho cuando recibí la noticia de este homenaje, pero lo que está sucediendo supera cualquier expectativa que pudiera tener antes de venir», confesó con la voz embargada, después de arrodillarse para reverenciar a la audiencia, que la aplaudió de pie por largos minutos.

Con el Kikito de Cristal en las manos, hizo un paralelo entre la infancia, vivida en los años 70 bajo la dictadura militar argentina, «un período oscuro», sobre todo porque sus padres mantenían actividad política contraria al régimen, y la reciente participación en el nuevo largometraje «El mundo no cabe en mis ojos». «En medio de aquel ambiente político pesado en Argentina, tuvimos la oportunidad de venir a Brasil. No hablaba portugués y no conocía a ningún otro niño, pero aún así, jugué mucho con ellos. Ahora, filmando con ese equipo nuevamente me encontré con personas abiertas a la broma, a la amistad. Este premio resume mucho de mi vida», dicho la también cantante, agradecida.

Por otra parte, a través de la pantalla del Palacio de los Festivales, compañeros de elenco de la película y propio director, mandaron sus recados.

El regocijo y compañero de muchas películas-como «El secreto de sus ojos» y «El mismo amor, la misma lluvia» – Ricardo Darín mandó un largo testimonio: «Te admiro no sólo por la buena compañera de trabajo que eres, también por la energía que colocas en todo lo que haces. Mereces mucho ese homenaje «, resumió.

Si es verdad que Soledad Villamil no esperaba tanta emoción en la ceremonia de entrega del Kikito de Cristal, el público ciertamente resultó a su vez sorprendido, porque la actriz, tras hacer un discurso en la tribuna y retirarse, decidió volver al escenario y acceder a las peticiones de la audiencia que, en pie, pedía: «¡canta! ¡Canta! ¡Canta!».

Además de la actriz reconocida, Soledad también tiene una carrera consolidada en la música y su último álbum «Ni antes, ni después» está siendo lanzado mundialmente este viernes, 25 de agosto, por los canales Spotify e iTunes.

«En Argentina -en Brasil también- tenemos una tradición muy grande de mujeres cantantes y actrices y una de ellas es Tita Merello, una gran estrella de los años 50, sin querer comparar, es como si fuera Carmen Miranda», comentó Villamil.

Durante la rueda de prensa que concedió por la tarde, la estrella argentina había comentado: «El cine es un mundo machista, pero, por suerte, hoy estamos cambiando esa realidad». Como ejemplo, mencionó la disparidad salarial entre hombres y mujeres que ejercen las mismas funciones en la industria cinematográfica, incluso en Hollywood. «Sólo el 20% de las películas en el mundo son dirigidas por mujeres, es un terreno en el que hay mucho que recorrer todavía», agregó.