Inminente estreno de “Cuando los hombres quedan solos”, film póstumo del boliviano Fernando Martínez

1656
Compartir

La próxima semana verá la luz de los proyectores en Bolivia la película póstuma de Fernando Martínez, Cuando los hombres quedan solos, que narra la historia de un exparamilitar, ahora abuelo, que vive con sus hijos y nietos. La cinta empezó a rodarse en 2013, pero la inesperada muerte del director impidió su conclusión, hasta que la productora Viviana Saavedra tras una larga gestión pudo finalizar su postproducción. Ahora se estrenará el día 25 en salas cinematográficas de La Paz, Cochabamba, Tarija y Santa Cruz.

La película narra la historia de Carlos, un exparamilitar de la dictadura de Luis García Meza Tejada en los 80 (interpretado en diferentes etapas de su vida por David Santalla y Ariel Vargas), retirado, que comparte su vida con sus hijos: Armando (policía) y Carlos (guardia de seguridad), quien es padre de Nena (ocho años) y Germán (cinco años).

La madre de los niños retorna, luego de tres años de trabajar con éxito fuera del país, con la firme intención de enfrentar lo que sea por llevarse a sus hijos. Esto provocará rupturas, desequilibrios y desencadenará la desolación total de tres hombres que no pueden expresar lo que sienten, ni asumir sus errores.

“En la película -contó Amuya Montero, quien hizo la película con nueve años y ahora tiene 15- yo interpreto a Nena, que es la nieta de un exparamilitar. Es una niña que no tiene idea de las distintas realidades que están cerca de ella. A la vez, es una niña que ama y crece en un entorno de hombres”.

El debut cinematográfico de la pequeña Amuya Montero Herrera, fue arropado de un gran reparto internacional que ya el 2013 daba que hablar pero que seis años después, ha confirmado el enorme talento de cada uno de ellos. Comenzando por David Santalla, un gran actor boliviano; Toto Vega, actor colombiano muy reconocido por las series El patrón del mal o Bolivar: Una lucha admirable; la colombiana Carolina Ramírez (Niña errante, Ciudad delirio); Fernando Arce (Carga sellada, Muralla); entre otros.

Cuando los hombres quedan solos, largometraje dirigido por Fernando Martínez y producido por Producen Bolivia del país andino, Tonal Entertaiment Group de Colombia, Lagartocine de Argentina y Trova Films de España. No pudo ser terminado por Martínez y fue su productora ejecutiva Viviana Saavedra, quien se encargó del largo proceso para concluir la película tal cual la imaginó el desaparecido realizador boliviano.

En cuanto a la filmación, Saavedra detalló que la película ha cumplido con los estándares más altos en tema de producción, desde el trabajo del guion que ha demandado bastante tiempo, al igual que la recaudación de fondos y para su conclusión con buen sonido, buena fotografía, buena música y buenos actores, características que hacen que la película pueda competir en el ámbito internacional.

“Quizá una de las decisiones más importantes tuvo que ver con el corte final. Por otro lado, el tema de la posproducción fue difícil por los costos que implica terminar una película con las condiciones adecuadas”, señaló Saavedra y agregó que también fue complicado trabajar en el doblaje de varias escenas.

Para Saavedra, Cuando los hombres quedan solos es una película que refleja una de las etapas más duras de la historia nacional y refleja momentos trágicos como la masacre de la calle Harrington.

Por otro lado, declaró que la competencia en cartelera comercial es durísima, porque además del poco espacio, lo que más se promociona es el cine globalizado. Cuando los hombres quedan solos es una película con identidad boliviana, por su calidad, con fondos sociales e históricos, pero también toma en cuenta la idiosincrasia de la familia como núcleo, más cuando ahora se vive un ambiente tenso por los problemas intrafamiliares y feminicidios”.

La cinta incluye eventos como la toma de la Central Obrera Boliviana (COB) y del Palacio de Gobierno, además de la citada a calle Harrington como parte de los recuerdos de la dictadura de García Meza. En ella trabajaron conocidos actores bolivianos como David Santalla, Fernando Arze, Ariel Vargas, Raúl Beltran, Denise Mendieta, Ximena Palacios y Antonio Peredo, entre otros.