18° FESTIVAL DE LIMA: Ciencias Naturales

174
Compartir

La cinta encargada de inaugurar la 18 edición del Festival de Lima, Ciencias naturales, de Matías Lucchesi, es una película argentina, cordobesa, pequeña, íntima y de resonancias gigantescas. Paula Hertzog, la maravillosa niña actriz de El premio, retorna con un papel hecho a su medida, encarnando ahora a una adolescente que está en proceso de crecimiento natural pero hay algo que le falta, tiene la necesidad de conocer a su padre, de donde proviene, no por el  hecho de carecer o echar de menos  el afecto paterno sino por una mera curiosidad científica. Es pues este empecinamiento, a pesar de la negativa de la madre, el que da lugar a un road movie detectivesca que transita diversos y sinuosos senderos.

A partir de una lograda dirección de actores podemos ver como esta búsqueda parte de los conflictos de esta adolescente por querer encontrar a su progenitor y las reiteradas negativas de su madre por acompañarla o siquiera darle permiso. Esta familia disfuncional, se convierte pues en el pilar de esta historia de descubrimiento y sanación, y como copilota está la maestra, única persona que acaso comprender las indescifrables razones de incitan a Lila a ir al encuentro de su padre.

Es así que entre los paisajes montañosos de la sierra de Córdoba, observamos como la testaruda obsesión de Lila se va disipando y convirtiéndose en un viaje de filiación, que es también de aprendizaje, un tránsito hacia una madurez en el que poco a poco deja atrás los berrinches y niñerías del inicio.

La mayor virtud de Matías Lucchesi es que a partir de convocar a un prodigioso grupo de actores logra erigir una fábula naturalista y vital acerca del crecimiento personal, de la búsqueda de la identidad y de como las más insospechadas razones pueden hacernos descubrir un nuevo mundo de experiencias.

Los primeros e intrincados estadíos de la vida de Lili suceden ante nuestra mirada que se fascina y se vuelve cómplice de este azaroso viaje que sin embargo tiene como punto iniciático algo tan natural como incomprensible, la urgencia de descifrar el dilema genético que le cuerpo le exige a una niña con la pubertad en ciernes… Y como obviar, y cerrar este texto, sin mencionar la presencia del enorme y recientemente desaparecido actor argentino Arturo Goetz en uno de sus últimos y más interesantes roles para la gran pantalla.